Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Liberadora

Liberadora

El ojo de tigre, la piedra favorita de los ladrones y los maridos engañados. Universo Tarot te cuenta todo.

Descubre los variados beneficios esotéricos de este cuarzo codiciado desde tiempos ancestrales.

La piedra llamada ojo de tigre es un tipo especial de cuarzo que tiene muchas virtudes y propiedades que te pueden ayudar a superar determinados problemas y conflictos, con sus poderes “liberadores”.

Su color, entre marrón y amarillo brillantes, suelen asociarse con el Sol y la Tierra, por lo que se cree que el ojo de tigre combina la energía de ambas para crear una vibra muy particular que atrae energías espirituales muy positivas hacia nosotros, logrando que tengamos los pies bien puestos sobre la tierra y ser personas más receptivas .

Pero más allá de su parecido con los bellos ojos de este felino, su historia es bastante interesante y poco tiene que ver con algo sobre un tigre. Resulta que la piedra semipreciosa era usada como amuleto hasta en tiempos de los romanos.

Aparentemente, soldados romanos la portaban en batallas para protegerse del enemigo. Si un guerrero era herido, podía hacerle pasar por muerto ante sus enemigos y guardar su energía hasta que pudiera escapar o vinieran a su rescate. Y por su parte, los egipcios también la usaban como símbolo de la “visión divina”

Pero quizá el mito más extraño sobre el ojo de tigre es que era usado como amuleto por infinidad de ladrones, ya que se creía que les brindaba suerte a la hora de sus crímenes y fechorías. También era querida por tahúres y adictos al juego, porque era buen amuleto en el azar. Por eso mismo, también era una de las piedras más robadas.

Otro mito sorprendente es que los árabes la utilizaban para asegurarse que sus mujeres no les “pusieran el cuerno” mientras se iban a luchar. Antes de marchar les daban de beber a sus esposas un vaso de leche donde previamente habían introducido la piedra; con esto lo que supuestamente conseguían era que si ella les era infiel no se podían quedar embarazadas de su amante.

El ojo de tigre se asocia a varios chakras, como el del plexo solar, que se encarga de potenciar la voluntad y el poder personal. Si llevamos una con nosotros, se cree que nos impulsará el cambio que buscamos para tener más confianza en nosotros mismos.

También se usa como protección de los ojos y relacionada con el chakra solar. El ojo de tigre ayuda a ver con claridad tanto en el sentido físico como en el psíquico, aumentando nuestra percepción para comprender lo que se ve. Por encima de todo, ayuda al portador a verse a sí mismo, potenciando su intuición.

Y es que con su poder de generar autoconfianza y seguridad en nosotros mismos, busca eliminar nuestros miedos, dudas, indecisiones y temores, para buscar la mejor solución a todo. Al parecer, da claridad y equilibrio mental.

Estos beneficios de “liberación” también se relacionan con nuestra capacidad de ver qué es lo que nos impide crecer. La piedra promueve claridad en nuestras intenciones, reconoce y exalta nuestra fuerza interna y saca a relucir nuestra integridad.

En general el ojo de tigre es una piedra liberadora tanto de mente como de lazos afectivos. Esto quiere decir, sabe cuándo una persona no es buena para nosotros, y nos brinda el poder de sacar esa conclusión a través de sus poderes y vibra. Si hay algo que no nos favorece, busca que lo eliminemos.

Por eso, el ojo de tigre es una piedra ideal para aquellos que buscan terminar una relación dependiente, tóxica o simplemente que ya no quieran, porque busca romper conexiones emocionales, exaltando nuestro valor y autoestima para reconocer algo que no nos está dejando cosas buenas.

Con esa capacidad de hacernos ver qué es útil y qué no para desecharlo de nuestras vidas, favoreciendo nuestra autoestima, también le puede ayudar mucho a personas introvertidas, pues les hará tener el valor suficiente para abrirse a los demás.

También tradicionalmente ha sido usada como piedra protectora, como un amuleto contra el mal de ojo, maldiciones y malas voluntades. Protege a su portador de energías negativas e intenciones dañinas de cualquier persona.

El ojo de tigre se asocia con dos signos en particular: Leo y Virgo. A los nacidos bajo Leo, les ayuda a armonizar su energía creadora, sobre todo si se dedican al arte, por ejemplo. A los de Virgo, les ayuda a armonizar su espiritualidad y elevar su inspiración y sentidos en general.

La piedra debe limpiarse y purificarse constantemente, ya que puede enturbiarse y su vibra puede ir perdiendo efecto, por lo que se recomienda buscar agua corriente, como de un río o el mar, y lavarla ahí para refrescarla. Más tarde, se le expone al Sol para que recargue y preserve sus poderes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *